Latest

Pensando en la Convivencia. Cómo Saber Si Estan Preparados para Vivir Juntos

Cuando estás en pareja, llega un momento en que la pareja comienza a pensar en la convivencia, quizas, uno de los pasos más importantes que darán. Comienzan las dudas, los miedos y las indecisiones.

¿Realmente estamos preparados para convivir? ¿Estoy haciendo las cosas bien? ¿Qué puedo hacer para mejorar la situación?, son preguntas que surgen en todo momento. Es similar a cuando montas tu negocio online y comienzas a pensar en el posicionamiento web y buscas los tips para obtener un mejor posicionamiento en los buscadores, ya que sabes que te dará el éxito.

convivencia

Hay tips que te permitirán tranquilizarte y saber si realmente estás en la decisión correcta.

  • La base principal de la convivencia es conocer los puntos fuertes y las debilidades de la pareja y saber cómo enfrentarlos.
  • Conocer todos los aspectos de ambos.
  • Deben ser capaces de reconocer sus propios errores y aceptarlos.
  • El perdón por situaciones comunes en la pareja debe existir, dejando de lado el rencor, si has perdonado un error, olvídalo y haz de cuenta que nunca pasó.
  • El tiempo que pasen juntos será mucho mayor y debe haber paciencia y tolerancia, así también como capacidad para compartir los gustos y pasiones del otro.
  • Debe existir un objetivo y un proyecto a futuro propio de la pareja. Que los fortalezca, ya sea tener hijos, comprar una casa, y acciones que permitan una sólida experiencia.
  • Y finalmente, pero no menos importante, debe haber seguridad económica. Los gastos son muchos y deben estar preparados para afrontarlos.

 

4 Consejos para Ser Mejor Amante

seducir

No es de sospechar que los hombres busquen nuevas formas o estrategias para conquistar a su mujer cada día y mejorar sus actitudes como amantes o simplemente disfrutar de una noche apasionada. Es similar a los negocios de internet, para triunfar necesitas consejos de profesionales, por ejemplo Ganancias Secretas, en este sentido es similar; aquí tienes los 4 consejos fundamentales respaldados por científicos y mujeres para una mayor seducción.

Los mensajes fuertes son sensuales: Debes hacerlo sin caer en lo desagradable. Puedes hablarle de cuando ella tomó la iniciativa, que llevaba puesto la última vez que se vieron, su aroma, lo que te gustaba y más.

La ducha, lugar ideal. El hombre tiene la creencia de que puede buscar a la mujer en donde sea, pero razonemos, pareja seduccionno es sensual que traten de intimar mientras está lavando los platos. Si quieres innovar los momentos puedes encontrarte con ella mientras toma el baño o sale de él. Porcura besarla como si no habría contención alguna, la pasión desesperante es exitante y la piel estará más sensible por el agua.

Los trabajos manuales no deben faltar. El 75% de las mujeres piden a gritos por dentro que estimulen su clitoris para que llegue al orgasmo. Es bueno que ella esté arriba para que controle la fricción, pero se recomiendan posturas donde puedas estimularla manualmente.

Buscar su reflejo. Puedes llevarla hacia un espejo y desnudarla lentamente mientras la besas y ella puede verlo, de esta forma responderán a las imágenes sexuales.

 

Piropos Divertidos O Desagradables

Seguramente estarás pensando que lanzando un piropo al aire estarás más cerca de conocerla. Sin embargo, puede que solo estés asegurándote lucir desagradable ante sus ojos.

Cuando una mujer se queja de ser objeto de piropos en la calle, puede que no le des la importancia que el tema merece. Después de todo, son solo halagos y cumplidos. ¿O no? Lo difícil resulta ponerse en el lugar de ella.

Camina por la calle con un objetivo en mente, atenta a lo que ocurre a su alrededor, y repentinamente, un extraño le interpone en su camino una frase que la incomoda, la invade y le hace esquivar el surco. Además de interrumpir su recorrido, lanzarle frases al aire y esconderte en el anonimato (puesto que ella seguirá avanzando, sin haber visto tu rostro, con seguridad), hasta le produzcas un traspié.

Piropos Divertidos O Desagradables

Este avance callejero, masculino y anónimo difícilmente te lleve a un acercamiento. Lo más probable es que recibas una mueca caída de costado, un bufido desaprobador o una frase desalentadora. Esto se debe a que, si no llegas en el momento adecuado, en realidad te estás interponiendo en su camino. Al igual que una defensa laboral, si llega en buen momento (es decir, en el contexto de un problema laboral, digamos), será bien recibida. Pero si te la ofrecen cuando tu empleo está más que brillando, seguramente lo esquivarás.

Entonces, ¿cómo saber cuándo es el instante indicado para soltar un piropo? Es importante observar a la mujer y tener en cuenta estos detalles antes de lanzarse a la pileta:

  1. que no esté cargando muchos bultos y haciendo un esfuerzo importante
  2. que no esté hablando o chateando por celular
  3. que no esté demasiado abstraída

Teniendo estos consejos en mente, procura dar con una mujer:

  1. que sientas que la puedes conmover
  2. que percibas que puedes crear una sonrisa en su rostro
  3. que estés convencido de que podrás lidiar con su respuesta, sea cual fuere.

Y aquí tienes algunas sugerencias para agasajar a la mujer que pueda recibirlas:

  • ¿Dónde se consiguen los números para ganar un premio tan fabuloso como tú?
  • Si el amor es fuego y la alegría, agua, me gustaría ser tu bombero para calmar este deseo
  • Empezó la primavera: eres la primera flor que veo
  • Si ser atractiva fuese un delito, te pasarías la vida encerrada
  • Juro que jamás robaría nada ajeno, salvo que me tentaras con uno de tus besos

 

 

Mitos Sobre Lo Que A Ella Le Importa

Aunque te suene extraño, el volumen de tu cuenta bancaria y la altura de tus músculos no están entre los primeros puestos de su lista de intereses. Las mujeres buscan tener certezas sobre otros temas, cruciales para decidir si eres o no el indicado.

Muchos hombres creemos que aumentando las horas que pasamos en el gimnasio o mejorando nuestro nivel de vida, vamos a garantizarnos la conquista. Todo esto ayuda, pero nada superará el interés de ellas en conocer los detalles de nuestra personalidad, la capacidad para revertir una noche aburrida, la habilidad para percibir su estado de ánimo antes de verla, o las ganas de jugar con la seducción desde nuevas perspectivas.

Deja de obsesionarte con esos detalles que a ellas no les importan y echa el ojo sobre los temas que la mayoría considera imprescindibles.

  1. Tu cuenta bancaria

Si bien buena parte de la calidad de vida se consigue con dinero, el monto de tu cuenta en el banco por sí mismo no tendrá grandes efectos en ella a la hora de tomar una decisión acerca de ti. Lo que sí entrará en juego es tu habilidad para conseguir lo que deseas con el dinero que tengas disponible. El dinero per se no garantiza nada, si no lo que puedes lograr con lo poco o mucho que tengas.

cuenta bancaria

  1. Tu tamaño

Algo parecido sucede con tu cuerpo. Ellas no están tan pendientes del tamaño de tus músculos, del relieve de tus pectorales o por qué salen estrías en los glúteos, sino más bien qué eres capaz de hacer con la fisonomía que tanto luces. Lo importante para ellas es ver tu cuerpo en acción: bailando, en la cama, haciendo deporte, coordinando dos acciones simultáneas, etc. Poco atractivo puede lucir un hombre híper musculoso que no puede moverse al ritmo de la música.

  1. Hechos, solo hechos

Las dificultades en la comunicación con las mujeres, muchas veces estriba en la obsesión de los hombres por concentrarse exclusivamente en los hechos. Las mujeres necesitan saber cuáles fueron las emociones que rodearon cualquier acontecimiento. No es tan relevante cuántas veces practicaste ala delta, sino qué sentiste al hacerlo. Concéntrate en descubrir tus emociones cuando le relates alguna hazaña o evento sorprendente.

  1. Tu coeficiente intelectual

Muchas mujeres se sienten atraídas por los hombres inteligentes, pero no por aquellos arrogantes que solo se empecinan en demostrar cuán alto es su IQ. Tu nivel de inteligencia decantará del tipo de conversación que tengan. Ella sabrá enseguida si te dedicas a aparentar un desarrollo mental que no tienes, o si realmente estás apto para seguir su nivel de pensamiento.

 

Presta atención a estos consejos a la hora de emprender una nueva conquista.

 

Cómo Ser Bueno En La Cama

A veces se confunde la idea de ser bueno en la cama con andar preguntando cada minuto qué desea la mujer, cómo lo estás haciendo, si está próxima al clímax, etc. Las dudas suelen generar desconfianza y esta sensación es muy negativa en la intimidad también.

Las mujeres no desean un hombre que las interrogue mientras tienen relaciones sexuales ni que obedezca órdenes como un perrito. Por el contrario, un poco de acción, aventura y experimentación es lo que las deslumbra. Tampoco se trata de abusar de su rol masculino, sino de ponerse en su lugar. Decisión, certeza y mucho tacto.

Dale lo bueno que hay en ti

Durante las citas y en la vida misma, el hombre tiene que dar lo bueno que hay en él, incluyendo mejoras en su desempeño sexual. La idea es que esa certeza en la cama redunde en orgasmos más intensos para ella. He aquí algunos consejos:

dale lo bueno que hay en ti

  • Comparte el dominio de la situación. Ser un hombre implica tomar decisiones, pero también dar lugar a que su compañera proponga también. Si el turno es el de él, es imperante evitar la catarata de preguntas acerca de la posición, la intensidad, el ritmo, etc. Todas estas cuestiones tienden a apagar el deseo sexual en ella.
  • Cuéntale lo bien que la estás pasando. Conserva la energía para mejorar el placer que le ofreces y describe brevemente cómo estás también disfrutando del momento íntimo.
  • Juégate por deslumbrarla con nuevas posturas. Realiza cambios a menudo para ampliar la experiencia sexual y no caer en la rutina. Mantén tu postura favorita, pero enriquece cada encuentro con novedades.
  • Evita consultar acerca de la postura que estás planeando. Teniendo siempre en cuenta sus posiciones favoritas, permítele experimentar otras nuevas sin hacer preguntas. Estate atento a sus expresiones y al nivel de excitación. Suspende de inmediato una práctica que tiende a desconectarla de la cama.
  • Realiza comentarios exclusivamente positivos sobre su cuerpo. No detalles tus impresiones acerca de los cambios que denotas en su cuerpo, ni le preguntes porque salen las varices. Respeta sus características y procura informarte por otros medios acerca de los cambios fisonómicos en las mujeres.
  • Organiza noches románticas sin consultarle. Deslúmbrala con una cena a la luz de las velas, un obsequio inesperado o una salida nocturna diferente. Lo esencial es que ella sienta que tú sabes mucho sobre ella y que puedes ofrecerle lo que le agrada.

¿Y después?

El foco de atención puesto en la relación sexual no debe excluir el momento posterior. Las mujeres no consideran terminada la sesión una vez alcanzado el clímax (de ambos, obviamente), sino que luego hay una situación que puede revitalizar o desequilibrar el placer alcanzado minutos atrás.

y después qué

Muchos hombres se saltean compartir las sensaciones que surgen una vez separados los cuerpos. Imagina que ella de repente alcanza el clímax, se aparta de ti y comienza a roncar a los 30 segundos. Seguramente te sentirás frustrado. Y más aún si tienes la certeza de que puedes tener subsiguientes orgasmos (como les ocurre a las mujeres), pero tu pareja se apagó.

Tampoco es cuestión de enredarse y formar un ovillo pegajoso. Algunas lo prefieren, pero otras pueden optar por otros cierres. La idea es poder comunicar que no se ha terminado y que la unión entre ustedes permanece. El desinterés es una navaja muy afilada en estos casos. Por el contrario, el contacto físico pero cariñoso, suave y certero la hará sentir que lo que recién han vivido no desapareció automáticamente sino que aún hay un vínculo entre los dos.

Tómate unos minutos para conversar acerca de lo que vivieron, lo que más les gustó y lo más desafiante que encontraron. Pregúntale si necesita algo, pero nunca le agradezcas por la sesión íntima. La relación sexual no es un favor, sino un acto de pura convicción.

 

Los 10 Tipos De Orgasmos Femeninos

La mayoría de los hombres solo puede tener un tipo de orgasmo. Luego, generalmente pierden la erección hasta que vuelven a gozar otra. Sin embargo, las mujeres pueden tener muchos tipos de orgasmos deferentes. Algunos son altamente notorios, como aquellos acompañados de gritos, expresiones de placer y hasta secreciones, pero otros pueden resultar más desapercibidos. Entre ambos extremos, existe una variedad de experiencias sexuales femeninas.

1. Orgasmos preliminares

Los orgasmos femeninos que ocurren antes de la penetración son más importantes de lo que pueden parecer. La mujer que experimenta este tipo de clímax, a continuación puede disfrutar de múltiples orgasmos durante la penetración. Las opciones son variadas:

orgasmos preliminares

  • orgasmo desde los pezones: caricias y besos apasionados en los senos puede provocarles a algunas mujeres un clímax diferente;
  • orgasmo clitoriano: es la estimulación del clítoris, que puede derivar en un clímax no tan intenso, pero útil para precalentar el momento íntimo;
  • orgasmo del punto profundo: se trata de acceder a la pared posterior de la vagina, mediante algún juguete sexual o directamente con el dedo mayor de la mano;
  • orgasmo del punto G: se produce en la región frontal de las paredes de la vagina, suele ser tan intenso que algunas mujeres logran eyacular;
  • orgasmo del punto U: esta región comprende los lados de la abertura de la uretra y una pequeña porción adyacente por encima.

2. Orgasmos durante la penetración

Tras haberle dedicado el tiempo suficiente y necesario para disfrutar de esta primera etapa, es hora de encender la siguiente.

  • orgasmo vaginal: algunas mujeres no logran alcanzar el clímax durante la penetración vaginal, sin embargo, tras los juegos preliminares resulta más sencillo disfrutar de este tipo de experiencia
  • orgasmo anal: durante la penetración anal, se produce un orgasmo clitoriano o vaginal, resultando de un estímulo mucho mayor
  • orgasmos múltiples: sucesivos clímax se producen en la mujer, originados en la misma región sensible o en otra
  • orgasmo continuado: en este caso, el orgasmo no termina, porque el hombre procura incrementar esa estimulación evitando que la excitación de la mujer decaiga
  • orgasmo con eyaculación: pese a la difundida creencia acerca de lo irreal de este tipo de clímax, el cuerpo de la mujer está preparado para experimentar la emisión de fluídos durante el orgasmo.

La idea central de este artículo descriptivo es ampliar el universo del orgasmo femenino a partir de un mejor conocimiento del cuerpo, las sensaciones y los placeres que ella puede experimentar. Esta información es tan útil para ellos como para ellas, pues ambos son imprescindibles para conseguirlos. Luego, es cuestión de elegir teniendo en cuenta lo que ella prefiere, lo que a él le sale mejor y lo que ambos desean compartir.

A manera de ilustración, describimos en detalle qué pasos seguir para que ella tenga un orgasmo del punto profundo, como etapa preliminar del encuentro sexual. Estos consejos pueden ser aprovechados por ambos, porque aunque él tenga una participación más activa con sus dedos, ella puede ir guiándolo:

  1. el hombre debe tener las manos limpias y las uñas recortadas, de lo contrario, no sólo la lastimará y le provocará irritación en la piel, sino que tampoco ella conseguirá su orgasmo
  2. comienzan por excitarse como habitualmente lo hacen (juntos o como lo hicieron con parejas anteriores), con besos, caricias, roces y fricciones, mientras se desnudan
  3. el hombre introduce su dedo mayor en la vagina, con la palma hacia arriba, y procura llegar hasta la pared posterior
  4. mientras continúan besándose, el hombre se esfuerza por alcanzar el extremo superior del interior de la vagina y producir unos movimientos lentos y circulares hacia arriba
  5. el hombre modifica la velocidad y la presión del movimiento circular en función de la respuesta de la mujer, incrementando su intensidad de acuerdo con el grado de satisfacción que esto le produzca a ella
  6. se necesitan aproximadamente unos cinco minutos de estimulación del punto profundo para que la mujer llegue al clímax; y cuando lo haga, sin dudas, el hombre se dará cuenta.

Ya no hay excusas para tener relaciones sexuales automáticas y sin experimentación. Pongan a prueba estos orgasmos y elijan cuál o cuáles mejor disfrutan juntos.

Cómo Manejar Relaciones Complicadas

Muchísimas razones pueden convertir a una relación amorosa en un vínculo difícil de llevar. Descubre cómo lidiar de la mejor manera con una pareja a la que nada le resulta sencillo.

No puedes predecir en qué momento una relación se va a volver complicada, si no te predispones a escuchar lo que le pasa al otro. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las relaciones complicadas surgen cuando uno de los dos está muy comprometido con el vínculo, en tanto que el otro está buscando la manera de desentenderse rápidamente.

¿Te sucede a ti?

Para comprender cómo manejar este tipo de relaciones, primero debes prestar atención a los hechos. ¿Qué es lo que se le complica a la pareja? Identificar el problema es el primer paso que debes dar para intentar resolver cualquier tipo de inconveniente entre los dos. En muchos casos, las dificultades no se ven porque ninguno quiere admitir que tienen un problema, o porque están demasiado obnubilados con sus propias emociones como para poder distinguir roces en la realidad que están viviendo.

Abriendo el corazón

Pese a que puede lucir interesante indicar en tu perfil que tienes una relación complicada, la verdad es que padecer la vida en pareja resulta doloroso y amargo, si sientes la soledad y el desconcierto de no saber qué es lo que ocurre entre los dos. Muchas razones pueden derivar en un vínculo difícil de sobrellevar, desde la falta de amor, enamorarse de otra persona, tener una discusión que genere resentimiento, o experimentar un desequilibrio entre la influencia que cada uno tiene en la relación.

relaciones complicadas

Manos a la obra

La tentación a dejar todo como está (enredado) y cerrar el capítulo de esa historia no va a dejarte disfrutar de la tranquilidad de haberte desecho del problema. Siempre tendrás la duda: ¿habré hecho bien en separarme? Entonces, lo importante es identificar el nudo, ponerlo en palabras y escuchar qué tiene el otro para decir. Más allá de que luego, puede que decidan finalmente separarse. Pero por el respeto a lo que vivieron, siempre es más reconfortante ponerle el pecho al problema que cerrar la puerta e intentar olvidarlo (si es que esto es realmente posible). Hablar y escuchar los pondrá en la misma sintonía y ambos podrán descubrir aspectos que habían desestimado, malinterpretado o ignorado del otro. Enfrentar el problema y abrir la comunicación son los ejes de la resolución del conflicto, aunque deriven en el distanciamiento. Si no hay manera de congeniar, si los intereses son opuestos, si el equilibrio se rompe, evidentemente, no hay por qué llorar. Por el contrario, si no pueden enfrentar el problema para salir juntos adelante, tampoco tendrá mucho futuro ese tipo de relación superficial.

¿Se terminó?

Hecho el esfuerzo, es momento de evaluar. Si cada uno está mirando hacia un horizonte distinto, es hora de soltarse. No tiene sentido sufrir por una relación que no tiene razón de ser. Si las diferencias no se liman, es que no hay intención de avanzar. Es como querer combatir la celulitis usando una calza color piel para ocultarla: si no sigues una dieta anticelulitis, realizas ejercicios para celulitis, ni te aplicas cremas anticelulitis, poco cambio notarás. Si lo quieres hacer en serio, tienes que tomar el problema con las dos manos y poner lo mejor de ti para poder resolverlo en conjunto.

Cómo seguir

La ruptura amorosa siempre duele. Pero el tiempo todo lo cura. Tendrás que hacer el duelo de esa etapa para poder seguir adelante. Tómate tiempo que necesites, sin apresurar la llegada de otro vínculo.

Cómo Conseguir Chicas

El objetivo no es nuevo y hace siglos que los hombres intentan dar con la respuesta a este acertijo. Se han diseñado numerosos programas de acción para ganar este tesoro, pero muy pocos han dado sus frutos. Aquí te vamos a presentar una nueva forma de aplicar viejas recetas de seducción. Conocerás en profundidad los motivos por los cuales no daban resultados positivos todo lo que estabas probando. Ellas están ahí, sólo es cuestión de seducirlas.

Todo lo que los hombres desean en esta vida es encontrar a una chica que los quiera. Sin embargo, la mayoría intenta dar con la versión perfecta de mujer, y ahí es donde comienzan a trastabillar. ¿Quieres una chica perfecta que se amolde a la idea de plan de vida que ha creado sueño tras sueño? Es hora de saberlo: la perfección no existe y menos en cuestiones humanas. Entonces, acepta que deseas conocer a alguien que te haga sentir bien y con la que puedas compartir gran parte de tu vida/día/noche (elige tu propia aventura).

amor

La novedosa idea consiste en volver a plantearse la forma en que se ponen en práctica los juegos de seducción. Te proponemos fraccionar la entrega de tus encantos para que ella quede poco a poco deslumbrada contigo. Entonces, primero debes penetrar en la mente de esa chica a partir de la comprensión de lo que ocurre emocionalmente ahí dentro. Luego, generar esa atracción a través de un acercamiento parcial. De la misma manera funcionan las novelas de tv. Involucran a la audiencia en una montaña rusa de emociones a través de un relato adictivo.

1.  Prepárate

Antes de salir de caza, destina un tiempo considerable en dotarte de un look que te siente bien, averiguar dónde se encuentran los sitios más populares de tu ciudad y lucir lo mejor que puedas. De este modo, estarás impecable para salir, tendrás la información que necesitas a mano y te sentirás seguro de ti mismo.

2. Conoce en terreno

Antes de salir, asegúrate de estar muy bien informado acerca de los sitios que se ponen interesantes en tu ciudad, pero especialmente del momento de la noche en que eso sucede. Habrás padecido largas horas de espera en un bar, hasta que finalmente algo ocurrió: subió el ritmo de la música, se llenó de gente y comenzó a rodar la noche.

boliche

Esto implica una suerte de recorrido detectivesco por los espacios en que se reúne la gente y una constante actualización a partir de la boca en boca, con tus amigos, compañeros o conocidos. Y no olvides resaltar en tu lista de lugares aquellos que son frecuentados por tus conocidos. La sociabilidad es siempre un punto a favor en cuestiones de seducción.

3. Demuestra lo que vales

Una vez que hayas elegido a esa chica, puedes comenzar a mostrar tus atributos. Antes que nada, deshazte de esas fantasmagóricas ideas acerca de que ella te intimida. Todavía no te conoce y no puede saber nada acerca de tus puntos flacos. Aprovecha esta situación y lúcete con todo el bagaje de atributos positivos que tienes. Convéncete de que vales y lograrás que ella también lo sienta así. Y nunca patines en el terreno de la desesperación y la inseguridad; sólo conseguirás que ella te deje hablando solo.

4. Mantén la conexión activa

La sensación de seguridad en ti mismo, en lo que haces y la manera en que lo estás logrando, te abrirá muchas puertas. Sonríele y mantén contacto visual antes de acercarte. Luego, continúa con esa actitud positiva y mirándola a los ojos. Hazle muchas preguntas sobre ella, su mundo, sus preferencias. A ellas les encanta hablar de sí mismas.

5. Añade un poco de suspenso

Una dosis de drama y suspenso te permitirá conservar su atención. Evita hablar de manera cerrada y acabada sobre temas relacionados con tu vida. Deja algunos resquicios sin sellar para que ella pueda construir sus ideas y luego destine tiempo y energía en ponerlas a prueba. Muéstrate un poco y cúbrete otro tanto, al mismo tiempo. Generarás un crecimiento en su interés por conocerte más y saber todo de ti.

 

Cómo Ser Todo Un Caballero

La nobleza masculina no implica tener llenos los bolsillos sino más bien mostrar la intención de ofrecer lo poco o mucho que dispongas.

Cuando dos personas acuerdan una cita íntima a través de un sitio online o pagan la cuenta a medias, se huele poco romanticismo en el aire. Seguramente, poca caballerosidad puede esperarse en este tipo de encuentros. Pero no todo tiene que ser tan extremo. Tampoco es cuestión de poblar el planeta con Romeos (de hecho, la otra mitad no está compuesta de Julietas).

Ni siquiera estamos pensando en que se desangren luchando por la elegida. Sólo se trata de hacerla sentir especial, regalarle algunos halagos y al menos una vez cada quince días, acomodar su silla al momento de sentarse para demostrar que están interesados en su bienestar.

Aunque compartan los gastos de la cita o ella no tenga que esperar como Penélope el llamado de su galán para poder concertar una segunda salida, eso no implica que el hombre sea relevado de toda caballerosidad. Abrir la puerta del coche, dejar que ella ordene su plato primero, son pequeños detalles que hablarán de tu amabilidad y buena predisposición.

De hecho, conocer algunos otros consejos sobre métodos para hacer que ella disfrute estar contigo, te serán de utilidad para encarar cualquier situación de la vida cotidiana con respeto, dignidad, tacto y elegancia.

Olvídate del dinero. Los caballeros no nacen de billeteras repletas, sino de intenciones sinceras. No se trata de cuánto tienes para ofrecer, sino del deseo de brindar lo poco o mucho que tengas, tanto en tu bolsillo como en tu corazón.

Chequea estas cinco premisas:

  • Un caballero se destaca entre la multitud, habla con propiedad y elocuencia, sabe como lidiar con una situación cuando todo se complica, sin sudar ni arremangarse la camisa. Invita a su eventual pareja al cine, pero permite que ella cancele la cuenta del bar, si es que insiste en hacerlo, porque sabe que ella se gana su propio dinero y entonces elige cómo y con quién gastarlo.
  • Un caballero es un gran escucha. Es capaz de dejarla hablar hasta que complete la idea, sin interrumpirla ni hacer muecas con cada frase que oye pero no comparte. Puede tolerar la espera de su turno de diálogo para exponer con tranquilidad su propia visión del tema. Pocos hombres son los pueden con este desafío.
  • Un caballero siempre presentará a su compañera eventual a las personas a las que saluda en una reunión o fiesta. Y tendrá en cuenta si ella se siente a gusto compartiendo esa charla o prefiere hacer otra cosa, como bailar o salir a tomar aire. Un hombre noble se asegura de que ella tenga su copa llena, disfrute la comida o le consigue un cigarrillo si se le antojó fumar y su caja está vacía. Y nunca jamás se atreverá a deglutirse el último bocado, la última cerveza o el último cubo de hielo.

cena

  • Un caballero tendrá cuidado de sus movimientos en la calle, cuando esté acompañado. Salivará cerca del cordón, cerrará la puerta del auto tras asegurarse que ella está perfectamente acomodada, hablará bien de las personas que se cruza y jamás preguntará cuántos hubo antes que él.
  • Un caballero no menosprecia a sus semejantes, ni cuenta chismes sobre los demás. A veces puede permitir que ella pague la cuenta. Y nunca cruzará el umbral, atravesará la puerta o pasará antes que ella.

ser caballero

Ser un caballero es una forma de vida, una estrategia que incluye y nunca desprecia, más allá del sueldo que reciba, de su origen o de su orientación sexual. Siempre pensará primero en lo que su compañera eventual necesita, pero estará atento a dejarla tomar el mando, si es lo ella que prefiere.

9 Consejos Para Mantener Una Feliz Vida En Pareja

¿Cómo podemos ser felices en una relación amorosa? Algunos consejos podrán ayudarte a pensar si con tu pareja están avanzando por un terreno firme o si existen algunos baches que podrían solucionar fácilmente. No es magia, no es fantasía, solo es cuestión de revisar algunos hábitos que pueden estar jugando en contra en la relación. Aquí resaltamos las prácticas cotidianas que siguen las parejas felices.

  1. Comparten actividades

Cuando faltan intereses en común, la pareja suele debilitarse. Es importante descubrir qué tipo de actividades les apasionan a los dos y tienen deseos de hacerlas juntos. Desde salidas programadas hasta talleres artísticos, clases de yoga o de gastronomía. En algunos casos, el amor recíproco genera espontáneamente intereses comunes. Y siempre resulta imprescindible mantener las actividades que realizan por separado, para no generar vínculos dependientes.

 

  1. Codo a codo

Es fácil leer el significado de la posición de cada integrante de la pareja cuando caminan por la calle. Algunos hombres suelen llevar la delantera, otras veces es la mujer la que está más avanzada. En ambos casos, parecen estar solos, caminando sin intención de acompañarse. Caminando de la mano o a la par, ninguno queda relegado, ambos pueden compartir la misma perspectiva y la comunicación es más fácil de desarrollar.

codo a codo

  1. Reencuentro amoroso

Tras horas de haber permanecido separados por cuestiones laborales, estudio o salida individual, volverse a ver habla del amor que enlaza a los integrantes de la pareja. Si el saludo del reencuentro es un abrazo, ese breve distanciamiento ha promovido el deseo de volver a estar juntos. En cambio, un frío “hola” puede contar acerca de la lejanía que se interpone en el vínculo.

 

  1. Buenas noches, mi amor

El reencuentro físico al momento de dormir es una oportunidad de demostrar el interés por el otro. Las parejas que van a la cama al mismo tiempo gozan de una intimidad buscada, compartida y disfrutada. Evitan que las actividades se interpongan en el camino de reunirse bajo las sábanas. A menos que alguno de los dos esté exhausto, al tocarse sentirán ese cosquilleo gratificante que dice mucho del amor que los une.

 seducción

  1. Buen día, mi amor

Por lo mismo, amanecer juntos y desearse un buen día es un signo de que la pareja está consolidada. Empezar el día brindando cariño al compañero o compañera es también una manera de mantener alejados los conflictos, los problemas y las dificultades de la vida cotidiana en otros ámbitos.

 

  1. Sé que lo sientes

Las discusiones y las diferencias forman parte de la vida en pareja. Todos somos diferentes, pero tenemos la posibilidad de perdonarnos y aceptar las disculpas del otro cuando el conflicto parece no tener solución. Esto deriva de una fuerte confianza mutua, desarrollada desde el respeto y el cariño. Por el contrario, el rencor y las malas caras suelen desgastar el vínculo, deteriorar la confianza y fomentar la intolerancia.

sé que lo sientes

  1. Más virtudes que defectos

El vínculo amoroso se construye también a partir del reconocimiento mutuo de las virtudes. Los aspectos que no se comparten o que directamente se consideran negativos, existen. Pero el valor de felicidad radica en acentuar los aspectos positivos del compañero o compañera.

 

  1. ¿Todo bien?

Estar en contacto durante la jornada hace más tangible la idea de que no estamos solos, aunque físicamente lo estemos. Un mensaje de texto, un correo electrónico, un llamado de improviso puede llegar al otro como una bocanada de aire fresco, si la mañana se ha puesto difícil. Esa conexión a la distancia hace que el rencuentro posterior no sea tan impetuoso, en caso de haber padecido un día complicado, porque el otro ya estará al tanto de lo que sucedió.

 

  1. Orgullo ante todo

Estar en pareja y sentir orgullo por el compañero o compañera cierra el círculo de la felicidad. Esa alegría de presentarse ante el mundo juntos y de la mano, habla de la seguridad que sienten por el amor que tienen.

 

¿Puedes cultivar alguno de estos consejos para mejorar tu pareja? Un poco de esfuerzo, mucha convicción y otro tanto de comprensión te ayudarán a que ese comportamiento primeramente forzado, se vuelva automático. ¡Pruébalo!